Porqué pican los Mosquitos???

Las altas temperaturas del verano son especialmente propicias para que estos diminutos insectos proliferen entre nosotros y acaben clavando su aguijón en nuestra piel y, finalmente, picándonos.


Sin embargo, éste debería ser el menor de los problemas por el que deberíamos preocuparnos. La comunidad científica estudia desde hace algunos años las distintas especies de mosquitos con diversos objetivos. Intentar descifrar el comportamiento de esta especie y entender por qué actúan de la manera en que lo hacen podría ayudar a salvar millones de vidas en todo el mundo.  

No, no pican por nuestra "sangre dulce"

Mucho se ha hablado sobre la predilección de los mosquitos a la hora de picar a unas personas más que a otras. Lo que se sabe hasta la fecha es que, efectivamente, no es el dulzor de nuestra sangre lo que llama su atención, como dice la sabiduría popular. Un estudio publicado en Plos On en 2015 concluyó que es la genética la que predispone a unos sujetos más que a otros a sufrir picaduras. 

En concreto, los mosquitos se sienten especialmente atraídos por el olor corporal que emanan algunas personas y que viene determinado genéticamente.

Otros estudios anteriores habían conseguido demostrar que estos insectos se sienten especialmente atraídos por el sudor, el dióxido de carbono, las mujeres embarazadaslas bacterias que tenemos en nuestra piel o las personas que beben cerveza.

Sólo pican las hembras

No todos los mosquitos pican. De hecho, son sólo las hembras las que clavan su aguijón en la piel de los vertebrados. ¿Por qué? La respuesta, a priori, es bastante sencilla: son ellas las que necesitan la sangre para producir huevos.
En realidad, los mosquitos podrían vivir perfectamente sin picar, alimentándose del néctar de las flores, savia y algunos jugos de frutas. Sin embargo, para iniciar el ciclo gonotrófico y que se produzca la ovogénesis, los mosquitos necesitan algunas proteínas que extraen del plasma. Por lo general, las hembras sólo pican una vez -pudiendo llegar a absorber hasta tres veces su peso en sangre- excepto aquellas que se encuentran débiles, que lo pueden hacer reiteradas veces.
La guerra química contra los mosquitos se ha librado tradicionalmente a base de pesticidas. En concreto, el más utilizado ha sido el DDT o dicloro-difenil-tricloroetano, con el que se ha intentado frenar la expansión de los virus más letales que se transmiten a través de estos insectos por todo el mundo. 
Sin embargo, según advierten los expertos, llegará un momento en que este químico deje de ser efectivo y los mosquitos se vuelvan resistentes también a él.
El español

BIOCONTROL CONTROL DE PLAGAS 692 855 460   www.biocontrolbcn.com 

Comentarios

Entradas populares de este blog

...CHINCHES DE LA CAMA...

Curiosidades de las Cucarachas.....

Carcoma, termitas...xilófagos